Condenas para tres que eran miembros de ACA

Nacionales

21 mar 2019

334

Tres personas que habían tomado de rehenes a propietarios y peones de una estancia en Yby Ya’u en el 2016 y que formaban parte de la Agrupación Campesina Armada (ACA), fueron sentenciados ayer a 28 y 23 años de cárcel. Las penas son por toma de rehenes, asociación terrorista, extorsión agravada y extorsión, y fueron dadas a conocer ayer en el Palacio de Justicia de Concepción.

Los condenados son: Efraín Cañete Duarte, que debe cumplir 21 años de prisión más siete años de medida de seguridad; en tanto que José Ignacio Amarilla Zárate y Raúl Agustín Riella fueron castigados cada uno con 18 años de cárcel más cinco años de encierro como medida de seguridad. Los tres miembros de ACA deben cumplir sus penas en la penitenciaría de Concepción.

Los jueces que conformaron el tribunal fueron Richard Alarcón, Fulvio Salinas y Honorina Acosta. El fiscal Antisecuestro Carlomagno Alvarenga fue quien acusó a los ahora sentenciados.

El hecho ocurrió el 16 de diciembre de 2016, cuando los acusados llegaron a la estancia “Overa”, ubicada en la colonia Sapucái, distrito de Yby Ya’u, propiedad de la familia Silva Smith.

En esa ocasión los tres hombres retuvieron a la fuerza a los peones de la hacienda, durante la madrugada. Posteriormente, capturaron a los hermanos Hernán e Iván Silva Smith. De acuerdo con el relato de las víctimas, los acusados se identificaron como miembros de ACA. Al principio, exigían G. 300 millones, pero luego de negociaciones bajaron sus pretensiones a G. 150 millones.

Para buscar el dinero, fue liberado Iván, luego su hermano Hernán dijo a sus captores que ese día tenía una reunión con socios de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), quienes vendrían a la estancia en compañía de militares. Eso fue un invento para persuadir a los delincuentes. Allí los supuestos miembros de la ACA dejaron ir a Hernán, manteniendo de rehenes a los peones. Como los hijos del dueño de la estancia no volvían, los tres hombres se fueron de la propiedad, no sin antes anotar el número de teléfono del capataz, a quien en el transcurso de la mañana uno de ellos llamó para saber si los patrones ya contaban con el dinero. El monto nunca fue pagado.

Cañete Duarte fue detenido meses después en Pedro Juan Caballero, en tanto que José Ignacio Amarilla y Raúl Agustín Riella fueron apresados en Ciudad del Este.

Fuente: ABC Color



COMENTARIOS

RADIO FUTURA no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.