Guerra entre narcos desata otra ola de asesinatos en la frontera

Locales

20 mar 2019

504

Un nuevo homicidio se produjo ayer de mañana en Pedro Juan Caballero, solo horas después de que en Ponta Porã fuera asesinado un piloto paraguayo que operaba para el clan Pavão y que ya se había salvado de un atentado.

La nueva víctima de sicarios, que es la número 24 en el año en esta región del país, es Juan Ignacio García, de 37 años, quien fue acribillado a tiros ayer a las 11:40 dentro de la carnicería “Carnes García” que funciona en la fracción Amistad 1 del barrio Jardín Aurora de esta capital departamental.

El negocio pertenece a un primo de la víctima, quien a su vez se encontraba circunstancialmente en el lugar. El crimen fue perpetrado por dos matones que aparentemente siguieron a García hasta el lugar, ya que este fijaba domicilio en la colonia Fortuna Guazú, a unos 25 kilómetros de la ciudad.

Este ataque, que movilizó a toda la Policía local, se produjo justo en momentos en que otros equipos estaban desplegados en la colonia Cerro Cora’i, a siete kilómetros del centro de Pedro Juan Caballero, en el lugar donde apareció quemado el automóvil que usaron la noche previa los sicarios que asesinaron al piloto paraguayo Jorge Enrique Fernández, de 27 años, alias Pica.

El atentado, en el que salió herido el secretario del piloto, el también paraguayo Emerson Mereles, de 26 años, se produjo poco después de que ambos cruzaran desde Pedro Juan Caballero hacia Ponta Porã en una camioneta Toyota Hilux blindada, con chapa brasileña y que era manejada por Mereles.

Pica ya se había salvado de un atentado a balazos en el año 2016, en Pedro Juan Caballero. El antequereño era piloto de la facción de Jarvis Chimenes Pavão y su muerte habría sido ordenada por el remanente del equipo del recientemente capturado Minotauro, quien a su vez operaba con los que quedaron vivos de la banda de Jorge Rafaat Toumani.

Fuente: ABC Digital



COMENTARIOS

RADIO FUTURA no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.